sábado, 16 de febrero de 2013

¿Usa la empresa tu móvil o usas tú el móvil de la empresa?

Hace poco he leído algunos artículos en donde los autores contraponían el optimismo de las empresas por el    BYOD con su negativa a utilizar medios propios en beneficio de las empresas.
¿Qué es el BYOD? Básicamente consiste en utilizar los dispositivos de los empleados dentro del ámbito empresarial y para funciones productivas corporativas. De hecho BYOD atiende a las siglas "Bring Your Own Device". Como todo, BYOD tiene ventajas e inconvenientes.

Efectivamente puede ser muy cómodo para los empleados utilizar sus propios dispositivos para gestionar su información personal. Parte de esta información personal estará integrada en su entorno empresarial: sus listas de contactos, de clientes, su correo electrónico, etc. Y hasta cierto punto es razonable porque, efectivamente, los empleados también consumen recursos empresariales en gestiones estrictamente personales.

Sin embargo, se observa una cierta tendencia por parte de las empresas a exigir móviles y tabletas en sus empleados para que los usen personalmente, pero fundamentalmente para su trabajo productivo: ¡claro, pagando el empleado! Con esto, no estoy  de acuerdo y comparto mi opinión con el de los articulistas a que antes me refería. parece que es un beneficio empresarial concedido a los trabajadores cuando en realidad puede constituir una condición exigida del trabajador.
La empresa no adquiere activos y delega toda la responsabilidad de los medios de producción en sus trabajadores, cargas económicas incluidas. Y, si no quieres esto, no importa, se buscan a otros dispuestos a aceptar estas condiciones.

La tecnología BYOD viene a resolver algunas cuestiones técnicas, sobre todo problemas de seguridad y de incompatibilidad, que se generan por el hecho de que la empresa no puede uniformar el tipo o modelo de los dispositivos que aportan sus empleados.
Por tanto, BYOD es una iniciativa tecnológica interesante y necesaria que debiera implantarse en todas las empresas, pero sin que ello lleve a imponer unas cargas en los trabajadores que pueden ser insoportables para ellos, además de meridianamente injustas.
Para eso, ya tenemos el trabajo de autónomos o el de los freelance, en donde se fusionan el concepto de empresario y trabajador, de directivo y dirigido.

Una iniciativa que trata de mediar en este asunto es la propuesta por BIZZCALL, que es una compañía que gestiona los dispositivos móviles empresariales para que empleado y empleador puedan compartir la factura del servicio móvil sin necesidad de disponer de dos teléfonos. Se trata de llegar a un entente cordial con reparto de gastos y beneficios entre el trabajador y su empresa.
En palabras de la misma compañia:
"El trabajador utiliza su plan personal y su propia línea en lugar de un móvil corporativo. Sólo pagarás por el uso profesional que haga de su terminal. Puedes establecer reembolsos máximos inferiores a las tarifas que ofrecen las operadoras en sus planes corporativos y limitar los horarios o días permitidos. Usando Bizzcall puedes reducir tu gasto un 30% de forma inmediata".
Entre las ventajas que ofrece se destacan las siguientes:
  • Fijas reembolsos máximos mensuales inferiores a las tarifas corporativas.
  • Únicamente pagas por el consumo profesional.
  • Evitas las cláusulas de permanencia.
  • No tienes costes de gestión ni de inventario.
  • Reduces tu gasto sin negociaciones con operadoras.
  • No pierdes contactos de negocio.
  • Generas hojas de gasto.
  • Cubres necesidades temporales, ocasionales y urgentes.

Mientras que el uso del móvil corporativo, en donde es la empresa quien adquiere y gestiona el móvil del empleado, tiene claros inconvenientes:
  • Fomentan un uso irresponsable.
  • No separan consumo personal y profesional.
  • Tienen cláusulas de permanencia.
  • Generan costes administrativos.
  • Obligan a gestionar inventarios de terminales.
  • Complican la reducción del gasto.
  • Las tarifas de empresa no son mejores y pueden ser peores que las residenciales.
  • No cubren necesidades temporales.
El servicio se gestiona a través de una App, disponible tanto para Android como para iPhone. El empleado a través de un único dispositivo (el suyo o el de la empresa) gestionará qué llamadas son empresariales y cuales personales, encargándose la aplicación de dirimir la deriva de la factura.

La innovación no siempre apunta a la tecnología, también -como en el caso de BIZZTALK- al modelo de negocio.

Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte aquí tu comentario, seguro que será interesante para todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...